PRO ILUSTRATOR.png

La oportunidad de nuestra generación

Querido lector, ¿si usted tuviera la oportunidad de contribuir a que como sociedad nos deshagamos de la clase política tradicional de una vez por todas, participaría? La respuesta más obvia es afirmativa. Precisamente, la opción es votar por Rodolfo Hernandez el próximo 19 de junio en las elecciones a la presidencia.


¿Por qué Rodolfo Hernandez? Por la sencilla razón que su contrincante, Gustavo Petro, tiene el apoyo de lo peor de la política tradicional. Veamos. Por un lado cuenta con Roy Barreras, Benedetti, Piedad Cordoba y Ernesto Samper. Por el otro, se ha sumado lo más rancio del santismo en pleno e incluso Vargas Lleras según se desprende de las grabaciones que valientemente la Revista Semana publicó.


Rodolfo Hernandez no es político. Es un exitoso empresario que emplea a cerca de 3.100 personas, paga cerca de 20 millones de pesos diarios en impuestos según se desprende de su declaración de renta y cuenta con un patrimonio de más de 100 millones de dólares producto de su exitosa gestión empresarial.


Gustavo Petro es un político tradicional que lleva viviendo del estado toda su vida. De guerrillero indultado sin reparar a sus víctimas, jamás ha generado empleo de calidad. Cuando tuvo la oportunidad de gerenciar una gran empresa como lo es la ciudad de Bogotá, demostró una incapacidad absoluta para dicho encargo. Me pregunto; ¿si no pudo con una ciudad porqué lo lograría con un gran país? Prueba de lo anterior son sus irrealizables propuestas. La última en la que afirma que el Estado será el mayor comprador de carbón nacional para guardarlo mientras se da la lenta transición a energías limpias. Esto sin contar con que pretende suspender los proyectos de exploración y explotación petrolera para cederle la soberanía energética a Venezuela quién sería nuestro principal proveedor “a través de un tubo” como lo manifestó en medios.


A nivel tributario, Rodolfo Hernandez propone la eliminación de varios impuestos entre los cuales está el 4x1000 y el IVA para sustituirlo por un impuesto al consumo del 10%. Sin lugar a dudas menores impuestos generan mayor empleo como lo demuestra la política fiscal de varios países (Reino Unido por ejemplo). Por el contrario, Gustavo Petro propone gravar con impuestos impagables a los grandes capitales para recaudar 50 billones de pesos para financiar su irrealizable programa de gobierno. Saltan a la vista las previsibles consecuencias de dicha política. Basta ver como en Argentina las grandes marcas se fueron dejando desempleo y atraso con su partida.


Las anteriores son sólo algunas razones por las cuales preferir a Rodolfo Hernandez sobre Gustavo Petro.


Sin embargo, si después de leer esta columna y de ver la podredumbre como la campaña del Pacto Histórico está actuando e insiste en votar por Petro, usted tiene sus valores totalmente invertidos y debería hacer un alto para revisar cuales principios rigen su vida.


En esta elección no hay voto en blanco o abstención que valga con tal de sacar de una vez por todas a lo peor de la política de nuestra sociedad y la opción está. ¿Se sube a la Rodolfoneta?


Pd. Valiente la periodista Vicky Davila y el equipo editorial de la revista Semana al decidir publicar los Petrovideos. Apuesto que Daniel Coronell los hubiera engavetado. Una prensa libre y valiente es una necesidad en democracia.

164 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo